El Proyecto Personal de Vida y Acción (PPVA)

mayo 28, 2016

El PPVA es una de las herramientas más útiles del movimiento y una de las que aporta a sus miembros una de las más bellas e intensas experiencias de fe y comunidad.

Durante un día o fin de semana completo, los militantes de un grupo se retiran para “coger su vida en peso”, afrontar la aventura de ser protagonistas de su propia vida y compartir con los demás los pasos del camino.

A través de un guion, cada uno de los militantes desglosa su momento vital en tres dimensiones: joven, estudiante y cristiano.  En este ejercicio de reconocimiento e introspección aparecerán los deseos, miedos, heridas y retos que planean sobre nuestro ser joven (identidad, relaciones, familia, pareja, amigos…), nuestro ser estudiantes (vocación, vivencia de los estudios, compromiso en el medio) y nuestro ser creyentes (relación con el Padre, vivencia de la comunidad, oración personal, celebración, relación con la Iglesia y con el movimiento).

Después de la elaboración de la monografía o “historia personal” de cada uno, se comparte con el grupo y cada militante recibe la interpelación y los consejos fraternos del resto de compañeros así como del animador del grupo y, en su caso, del consiliario, para plantear objetivos y medios.