Nuestra esperanza — The Economy of Francesco

Queridos jóvenes, buenas tardes. Gracias por estar allí, por todo lo que trabajaron y se comprometieron estos meses ”. Con estas palabras tan cercanas, se dirigía el Papa Francisco a los miles de jóvenes que estábamos pegados a nuestras pantallas los últimos 3 días, con motivo del evento internacional para jóvenes economistas “The Economy of Francesco”.

Una llamada, que hace ya más de un año lanzó Francisco, a jóvenes de todo el mundo para dialogar y reflexionar sobre un nuevo modelo económico, que acabe con el descarte de las personas y ponga en el centro de todo a la dignidad humana y el cuidado del medio ambiente. Un sistema desgastado tras años de búsqueda del mayor beneficio para unas pocas personas , por encima del bien común. Una situación inadmisible que está llegando al colapso evidente con la pandemia del COVID 19.

En torno a 12 áreas, entre las que se encuentran: finanzas, agricultura, estilos de vida, mujer, ecología, trabajo, energía o pobreza , hemos trabajado con la máxima de poner en el centro de todos esos ámbitos el bienestar social y la persona. Con el deseo de escuchar el clamor de la Tierra y de los pobres, el objetivo era encontrarse para fortalecernos, porque no podemos hacerlo de manera individual. Para ello, nos ayudaron grandes pensadores, pensadoras y activistas como Muhamad Yunus, Vandana Shiva, Leonardo Boff y Jefrey Sachs, entre otras.

Desde la JEC , hemos participado Ismael y Eduardo, dos extremeños economistas que buscamos, a través de nuestra profesión y materia, la justicia social y ecológica, así como la reducción de las desigualdades.

Ismael y Eduardo, siguiendo el encuentro desde Mérida

En nombre de las jóvenes y pobres del planeta, lanzamos un mensaje a “economistas, empresarios/as, políticos, trabajadores/as, ciudadanos/as del mundo” y un compromiso común frente al crecimiento desmesurado que asfixia a la Tierra, la pobreza energética y paraísos fiscales, apostando por el trabajo digno, la reforma de instituciones financieras y una educación de calidad.

Tras muchos meses de trabajo y con mucha motivación, deseamos poder encontrarnos presencialmente el próximo año. El sentir general que se respiraba entre los y las participantes al terminar era, que el camino acaba de empezar. Porque la “Economía de Francisco” será (y es), nuestra esperanza.

Eduardo Martín Ruano

Plasencia, 24 de Noviembre de 2020

Puedes consultar el manifiesto completo: https://francescoeconomy.org/final-statement-and- common-commitment-es/ )

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.